2.4. Agencias de las Naciones Unidas

  • Share

2 4 agencias nac unidasLas Naciones Unidas es una organización vasta y compleja. El sistema de las Naciones Unidas está conformado por el Secretariado, cuya oficina central se encuentra en Nueva York y una amplia variedad de agencias especializadas, fondos, departamentos, comisiones y otros cuerpos. La OMS (y la OPS en las Américas) es la agencia especializada en salud. Véase la estructura general de las Naciones Unidas.

La Estrategia Internacional para la Reducción de los Desastres (EIRD) de la ONU es un marco estratégico, adoptado por los Estados Miembro de las Naciones Unidas en 2000. El objetivo de la EIRD es guiar y coordinar los esfuerzos de un amplio rango de socios para lograr una reducción sustancial de las pérdidas por los desastres y la construcción de naciones y comunidades resistentes como una condición esencial para un desarrollo sostenible. 

La EIRD está involucrada en una amplia gama de esfuerzos para lograr estos objetivos, que incluyen coordinar los esfuerzos internacionales para la reducción del riesgo de desastres y suministrar las guías para la implementación del Marco de Acción de Hyogo (la EIRD sirve como el Secretariado), supervisar la implementación y reportar los progresos. La EIRD es una convocatoria mundial para una mayor inversión en la reducción del riesgo de desastresEn este vínculo puede leer más sobre el progreso que se está haciendo alrededor del mundo en la publicación de la EIRD Informe de la Evaluación Mundial para la Reducción del Riesgo de los Desastres. Puede leer el Folleto de la ISDR ‘Conectar y Convencer’ para aprender de las muchas áreas en las que están involucrados a nivel mundial.

La Oficina Regional para América Latina y el Caribe de la EIRD transforma las estrategias mundiales en actividades con los socios regionales. Las “plataformas nacionales” de los múltiples interesados en la reducción del riesgo de desastres, son una parte importante de este proceso. Las plataformas nacionales son de propiedad nacional y dirigen los foros o comités que brindan coordinación, análisis y asesoría en las áreas de prioridad que requieren colaboración activa. Dado que las plataformas nacionales sirven como un mecanismo de coordinación a nivel nacional para la sostenibilidad de las actividades para la reducción del riesgo de desastres en todos los sectores, son puntos de contacto importantes para asociaciones y alianzas. En este vínculo puede consultar las guías para las Plataformas Nacionales para la Reducción del Riesgo de los Desastres.

El Comité Permanente Interagencial IASC por sus siglas en inglés) de la ONU es el mecanismo primario para la coordinación de la asistencia humanitaria entre agencias, e incluye los socios humanitarios clave pertenecientes o no a las Naciones Unidas. El IASC se creó en 1992 como respuesta a la Resolución 46/182 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, para desarrollar y acordar las políticas humanitarias de todo el sistema y asignar las responsabilidades entre las agencias.

Los objetivos principales del IASC son:

  • Desarrollar y acordar las políticas humanitarias de todo el sistema;
  • Asignar las responsabilidades entre las agencias en los programas humanitarios;
  • Desarrollar y acordar un marco ético común para todas las actividades humanitarias;
  • Propender por los principios humanitarios comunes de las partes por fuera del iasc;
  • Identificar las brechas en los mandatos o la falta de capacidad operativa.

El IASC está conformado por los Directores, que son las cabezas de la agencia miembro del IASC o sus representantes, y algunos invitados. Sin embargo, en la práctica no se hace ninguna distinción entre los “miembros” y los “invitados permanentes”. De hecho, la fortaleza y el valor agregados del IASC están en su amplia membrecía, que reúne a todos los actores humanitarios clave. Es importante anotar que, mientras las agencias enumeradas más adelante son miembros del IASC, el enfoque de su trabajo comprende un amplio rango de actividades, desde la reducción del riesgo y la ayuda hasta la preparación. Lo que sigue es un corto resumen de las agencias clave de la ONU involucradas en estos campos.

  • Oficina para la Coordinación de los Asuntos Humanitarios (OCHA): la OCHA es la rama del Secretariado de la ONU responsable de reunir a todos los actores humanitarios para garantizar una respuesta coherente a las emergencias. La OCHA también asegura que exista un marco de referencia dentro del cual cada actor pueda contribuir con el esfuerzo general de la respuesta. La misión de la OCHA es: movilizar y coordinar la acción efectiva y con principios en asociación con los actores nacionales e internacionales; abogar por los derechos de las personas necesitadas; promover la preparación y la prevención; y facilitar soluciones sostenibles. Dos de las páginas web de la OCHA son dignas de mención por su enfoque cooperativo: RedHum, la red de información humanitaria para América Latina y el Caribe, y ReliefWeb, actualizada diariamente con información para las organizaciones de ayuda humanitaria (también contiene un directorio de las ONG). 
  • Organización Mundial de la Salud (OMS), Departamento de Acción en Salud en las Crisis: a nivel mundial, la OMS ayuda a fortalecer la capacidad del país para manejar todos los tipos de crisis; a mitigar el impacto de las crisis por medio de la toma de medidas para reducir los efectos de los desastres y las crisis en los sistemas que apoyan la buena salud pública; a responder a las crisis garantizando una acción efectiva, eficiente y oportuna, para tratar las prioridades en salud pública; y a recuperarse de las crisis garantizando que el sistema de salud local vuelva a estar en funcionamiento. 

En América Latina y el Caribe, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) sirve como oficina regional de la OMS para las Américas. Durante los últimos 35 años, el Área de Preparativos para Situaciones de Emergencia y Socorro en casos de Desastre de la OPS ha dirigido los esfuerzos regionales para crear un programa de desastres en los ministerios de Salud, con liderazgo y credibilidad; ha facilitado oportunidades de entrenamiento a los profesionales de salud; ha desarrollado un catalogo de publicaciones científicas y técnicas (vea sección de Recursos  y Publicaciones en este Portal), y ha contactado a las instituciones, privadas y públicas, para crear una comunidad resistente a los desastres. La OPS aboga por la reducción del riesgo para la salud por medio de la promoción de una cultura de prevención de los desastres, dirigiendo la atención hacia todos los peligros y convenciendo al sector salud de que tiene sentido económicamente invertir en la reducción del riesgo, convirtiendo esto en legislaciones y en la elaboración de códigos. En situaciones de desastre, la OPS/OMS moviliza su Equipo Regional de Respuesta a Desastres en Salud, fortalece los Centros de Operaciones de Emergencia (COE) del país, canaliza la información para el análisis y la toma de decisiones, y garantiza que los suministros y las donaciones humanitarias se manejen en forma transparente y efectiva.

  • El Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD) apoya a sus contrapartes nacionales para desarrollar tanto una perspectiva del riesgo del desastre, como capacidad humana, financiera, técnica y legislativa. Trabaja para fortalecer la preparación de la sociedad civil y los sistemas de coordinación necesarios para manejar y reducir efectivamente el riesgo. La estrategia del Área de Prevención y Recuperación de Crisis (BCPR por sus siglas en inglés) del PNUD para el 2007-2011, identifica dos áreas para resultados: prevención y reducción del riesgo y recuperación. Pulse sobre los vínculos para revisar la producción, los resultados y las actividades de cada área. 
  • El Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, ONU-HABITAT, es la agencia de las Naciones Unidas para los asentamientos humanos. El derecho a un refugio adecuado es central en el mandato de ONU-HABITAT y es importante cuando se tratan las necesidades de las comunidades afectadas por los desastres. Usualmente, el refugio es la necesidad principal en la fase posterior al desastre, pero la entrega para suplir las necesidades de refugio inmediato debe asumirse dentro de una estrategia de refugio a largo plazo. En este vínculo puede leer más sobre el trabajo de ONU-HABITAT con las poblaciones desplazadas y los asentamientos humanos en el periodo después de los desastres y las situaciones de crisis.
  • El mandato del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) es de dirigir y coordinar la acción internacional para proteger a los refugiados y resolver sus problemas mundialmente. Su objetivo principal es salvaguardar los derechos y el bienestar de los refugiados. Por ejemplo, ACNUR trabaja con algunos socios de salud en Colombia para garantizar que las poblaciones desplazadas disfruten del derecho a la salud y puedan tener acceso a los servicios de atención en salud. Junto con la OPS/OMS, otras agencias de la ONU y unas ONG se encuentran entre los actores que se reúnen para discutir las estrategias y asignar responsabilidades para ayudar a las poblaciones desplazadas. Una prioridad de ACNUR es enfocarse en las poblaciones indígenas y apoyar los esfuerzos para proteger los derechos especiales bajo la ley colombiana. ACNUR ha sido un socio valioso en la creación de la Ruta de Salud Nacional o la Ruta de Acceso a la atención en salud, una herramienta usada para enseñarles a las comunidades sus derechos a acceder a la atención en salud, adónde ir y qué hacer si esos derechos no se cumplen. En las Américas, una de las principales oficinas de la ACNUR está radicada en Colombia, donde trabajan para garantizar que la población desplazada dentro del país y las víctimas de la violencia disfruten de sus derechos legales. En este vínculo puede leer más sobre el trabajo de ACNUR en las emergencias y las crisis en su Manual para las Emergencias.
  • La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés)ayuda a los países miembros a desarrollar políticas y prácticas de reducción del riesgo en la agricultura, la silvicultura y la industria pesquera. Muchas de las actividades de la FAO son importantes para la prevención y la mitigación de los desastres, incluyendo un mejor acceso a la tierra, un aumento de la resistencia de los sistemas de agricultura a los efectos adversos de los cambios climáticos y fenómenos meteorológicos y ayuda a los países para lograr mejores estrategias y esfuerzos a largo plazo para la preparación y prevención del riesgo.En este vínculo puede leer más sobre lo que la FAO está haciendo en las emergencias.
  • El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) trabaja en una amplia variedad de actividades de desarrollo y emergencia. La inmunización de emergencia es una de las intervenciones prioritarias de UNICEF, junto con el suplemento de vitamina A y los centros de alimentación terapéuticos. En situaciones normales, sin desastres,UNICEF trabaja para garantizar un suministro de agua potable y para mejorar las condiciones sanitarias de las comunidades y los desplazados. Para lograr esto, UNICEF fortalece la capacidad de las instituciones que trabajan con agua y condiciones de salubridad (water and sanitation, WASH)y salud ambiental, por medio del desarrollo de instrumentos para identificar la vulnerabilidad y el riesgo, y de la implementación de entrenamientos y trabajo con los grupos establecidos de actores de WASH. En las operaciones de respuesta, UNICEF facilita suministros y equipo para tratar y almacenar agua, en especial para las infraestructuras críticas (hospitales y colegios), y diseña intervenciones para la eliminación de residuos sólidos. Pulse aquí para leer más sobre las actividades de UNICEF en los desastres y las emergencias.
  • El Fondo para la Población de las Naciones Unidas (UNFPA) trabaja en las situaciones de emergencia para proteger la salud de la reproducción de las comunidades en crisis y prestar asistencia a las comunidades afectadas, mientras superan la crisis aguda y entran a la fase de reconstrucción. El Fondo también apoya las actividades de recolección de datos para suministrar información detallada para la planeación y la evaluación rápida de la salud, para permitir una ayuda apropiada, efectiva y eficiente.
  • El Programa Mundial de Alimentos (PMA) trabaja para prevenir el hambre mediante programas que usan la comida como un medio para acopiar insumos, divulgar el conocimiento y nutrir comunidades más fuertes y dinámicas, lo que ayuda a las comunidades a tener más seguridad alimentaria. También responde continuamente a las emergencias. El PMA ha desarrollado experiencia en un rango de áreas que incluyen análisis de la seguridad de los alimentos, nutrición, obtención de alimentos y logística para garantizar las mejores soluciones para el hambre mundial. La amplia experiencia del PMA en logística lo ha convertido en un socio esencial en el Sistema de Manejo del Suministro de Alimentos (Logistics Supply Management System, LSS/SUMA),de amplio uso en América Latina y el Caribe.

Los invitados permanentes incluyen al Special Rapporteur on Human Rights of IDP, y a los representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja, la Federación Internacional de la Cruz Roja y las Sociedades de la Luna Cresciente, CARE, el Banco Mundial, el International Council of Voluntary Agencies (ICVA) (Consejo Internacional de las Agencias Voluntarias), la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, la Organización Internacional para la Migración e InterAction.

La EIRD ha publicado un excelente compendio de los papeles, mandatos y áreas de trabajo de las agencias clave de la ONU, que los que toman las decisiones y los profesionales de salud deben usar para obtener información completa sobre el trabajo de la ONU en la preparación, la reducción del riesgo y la respuesta. En este vínculo puede consultar o descargar la publicación titulada Reducción del Riesgo de los Desastres en las Naciones Unidas

Muchas otras agencias y mecanismos de la ONU son socios importantes también.

  • La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) es una de las cinco comisiones regionales de las Naciones Unidas (existen otras comisiones económicas en Europa (UNECE), Asia del Pacífico (UNESCAP), Asia Occidental (UNESCWA), y África (UNECA)). La CEPAL contribuye al desarrollo económico de América Latina y el Caribe mediante el refuerzo de los lazos económicos entre los países y con otras naciones del mundo y la promoción del desarrollo social. La CEPAL tiene una unidad/programa de desastres y, con el apoyo de la OPS/OMS, ha desarrollado una metodología y un manual para evaluar el impacto socioeconómico de los desastres, que se está aplicando mundialmente. En este enlace de la página web de la unidad de desastres puede obtener una lista completa de publicaciones y reportes.
  • La UNESCO, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura ayuda a construir la paz, erradicar la pobreza y lograr un desarrollo sostenible y un diálogo intercultural mediante la educación, las ciencias, la cultura, la comunicación y la información. Por ejemplo, en Haití después del terremoto, la UNESCO continúa abogando fuertemente para priorizar y financiar la educación dentro de la respuesta humanitaria.
  • El Programa Ambiental de la ONU(UNEP) busca minimizar las amenazas al bienestar humano por causas ambientales y como consecuencia de los conflictos y los desastres.El UNEP también es un líder en el estudio de los cambios climáticos y su impacto en la salud y su relación con los peligros naturales. En este vínculo puede leer más sobre el papel de UNEP en su publicación Desastres y Conflicto.
  • El Sistema de Evaluación de Desastres y Coordinación de la ONU (el sistema UNDAC) es un equipo de profesionales listo para el manejo de los desastres que son nombrados y financiados por los gobiernos miembro, OCHA, UNDP y las agencias operativas humanitarias de la ONU, como la OMS, PMA WFP y UNICEF. Los países afectados por los desastres pueden pedir un equipo UNDAC que se desplazará en horas para llevar a cabo una evaluación rápida de las necesidades prioritarias y apoyar a las autoridades nacionales y al Coordinador Residente de la ONU a coordinar la ayuda internacional en el lugar. El Manual UNDAC es una guía de referencia para los miembros del equipo UNDAC en una misión de emergencia. Contiene listas de chequeo y una descripción de las estructuras de coordinación en el campo.
  • Los Centros de Información Humanitaria (HIC), coordinados por OCHA, son un espacio donde la comunidad humanitaria puede compartir y tener acceso a los recursos de información, para mejorar la planeación y la entrega de asistencia humanitaria. Los HIC brindan productos y servicios de información –mapas, listas de contactos, horarios de reuniones, etc. Los HIC son un recurso entre organizaciones, que se reporta al Coordinador Humanitario o Residente de las Naciones Unidas, cuyos productos y servicios están disponibles para toda la comunidad humanitaria. Entre sus actividades, los HIC recolectan y mantienen datos de “quién haciendo qué en dónde” en la comunidad humanitaria y se coordinan con los actores locales para apoyar y desarrollar las infraestructuras de información existentes. En la página web de HumanitarianInfo se consultar un ejemplo del tipo de información que manejan los centros de información humanitaria.