4. Presentación de casos

  • Share

Como se ha mencionado anteriormente, los desastres, además de causar efectos negativos a la salud de las poblaciones afectadas, también brindan ventanas de oportunidades para cambiar estructuras obsoletas y lograr un desarrollo sostenible. Posterior a la ocurrencia de grandes desastres, el sector salud ha tenido múltiples oportunidades pararehabilitarse, reconstruirse y fortalecerse. A continuación se presentan algunos casos.


GRENADA – Reconstrucción después de Huracán Iván
 

grenada reconstruccionEl Huracán Iván golpeó a Grenada el 7 de septiembre de 2004. Después de la destrucción causada, la comunidad internacional y local respondieron conjuntamente para crear programas de rehabilitación y reconstrucción. En septiembre de 2005, un año después del impacto del huracán en la isla caribeña, un estudio llevado acabo por el Banco Mundial, para verificar los avances alcanzados por el país en la rehabilitación y reconstrucción, confirmaba que aunque el trabajo estaba lejos de ser concluido, se habían alcanzado importantes avances en la reconstrucción del país.

En lo que respecta al sector salud, sesenta y nueve por ciento de la infraestructura fue dañada por Iván—desde daños menores a clínicas, hasta la destrucción completa de hospitales. El Ministerio de Salud, con apoyo técnico de la OPS, respondió oportuna y rápidamente a las necesidades del sector y, aunque la mayoría de su infraestructura fue dañada, el sector continúo brindando sus servicios, aunque de forma limitada, a la comunidad afectada. Para el año 2005, toda la infraestructura—a excepción de dos clínicas de salud y la reconstrucción del hospital destruido—había sido reparada con el apoyo de donantes.


Guatemala – Tormenta Tropical Agatha y Erupción Volcán Pacaya


El volcán Pacaya hizo erupción el 27 de mayo de 2010. Dos días después, la tormenta tropical Agatha hizo impacto en Guatemala el 29 y 30 de mayo de 2010, causando 174 fatalidades, 113 desaparecidos, más de 330 mil personas afectadas, saturación de suelos (dato que toma más importancia si se toma en cuenta que Agatha fue la primera tormenta del ciclo 2010) y destrucción de infraestructura.

El gobierno del país, lideró el PDNA para la correcta estimación de necesidades post-desastre y de recuperación. En base a esto, se lanzó un Plan de Reconstrucción, que tenía como objetivos principales el alcanzar un desarrollo sostenible y mejorar las capacidades de la sociedad para mitigar y adaptarse a los efectos del cambio climático, para reducir la vulnerabilidad a las amenazas socioeconómicas, políticas e institucionales.

El plan comprendía cuatro ejes principales—dentro de los cuales estaba incluida salud como subprograma. Para la reconstrucción completa se requiere una inversión de US$ 1,921 millones.

También es importante mencionar, que el Ministerio de Salud, tomó medidas y pasos necesarios para mejorar el nivel de preparación contra desastres del sector como la firma de cartas acuerdo con importantes socios y la revisión de su plan para la respuesta a desastres, el cual incluye un estudio de lecciones aprendidas durante la respuesta al huracán Iván. Este plan resaltó también la importancia de la sensibilización del público a las amenazas del sector a los desastres, por medio de diseminación de información importante y pertinente. Todos los proyectos de reconstrucción de infraestructura fueron implementados con estándares de seguridad y desastre-resistentes.
 

Ejes del Plan de Reconstrucción, SEGEPLAN-2010