3.2. Provisión de agua y saneamiento

  • Share

provision agua seguraUno de los efectos inmediatos de un desastre suele ser el daño a los sistemas de abastecimiento de agua, sistemas de alcantarillado y desagües y los efectos negativos en los servicios básicos de saneamiento. La publicación El desafío del sector de agua y saneamiento en la reducción de desastres: Mejorar la calidad de vida reduciendo vulnerabilidades ilustra la gravedad de la situación para la población afectada por un desastre cuando a esto se suma la ausencia de agua segura. Incluye ejemplos reales y acciones que es posible implementar para disminuir la vulnerabilidad de los sistemas de agua y saneamiento.

En resumen, estos servicios se ven afectados de varias formas, entre ellas:

  • Destrucción de las fuentes de abastecimiento de agua, de los conductos primarios, de la red de distribución; estos son efectos frecuentemente observados en casos de terremotos, inundaciones y avalanchas de lodo.
  • Destrucción o daños de consideración en los sistemas de alcantarillado, particularmente por consecuencia de terremotos.
  • Acumulación de residuos sólidos por interrupción de los servicios o bloqueos de las vías de acceso debido a la acumulación de escombros.
  • Interrupción en los programas de saneamiento básico y control de fauna nociva (control sanitario de los expendios de alimentos, vectores y roedores).

La publicación Gestión de residuos sólidos en situaciones de desastre contiene acciones básicas para restablecer de la mejor manera posible el servicio de limpieza pública después de inundaciones y otros fenómenos naturales.

Las autoridades encargadas de estos programas deben contar con planes estratégicos y operativos que aseguren la adopción de medidas preventivas, de preparación y respuesta para casos de desastre. Para más información sobre preparativos en compañías de agua y saneamiento consulte el capítulo 2 de la publicación Emergencias y desastres en sistemas de agua potable y saneamiento: Guía para una respuesta eficaz.

Es necesario tener con anticipación, particularmente para los sistemas de agua y alcantarillado, estudios de vulnerabilidad y mapas y planos actualizados sobre las zonas potenciales de riesgo. Se deben establecer también mecanismos de respuesta efectiva, entre éstos, contar con planes operativos que no solamente incluyan la dotación de personal capacitado, sino también la dotación de maquinaria, equipamiento e insumos.

Un plan de preparativos para agua y saneamiento básico, orientado a garantizar agua segura para consumo humano, debe tomar en cuenta lo siguiente:

  • Abastecimiento de agua en cantidad y calidad.
  • Identificación de fuentes alternas como tanques, cisternas, plantas de purificaron portátil, equipos de cloración, etc.
  • Control de excretas y aguas residuales.
  • Identificación de alternativas costo efectivas para la construcción o dotación de letrinas sanitarias.
  • Control de residuos sólidos: recolección y transporte.
  • Ubicación de sitios de acopio, rellenos sanitarios o sitios temporales para el reciclaje de algunos materiales.
  • Control de la higiene de los alimentos: medidas para las inspecciones rutinarias de los centros de almacenamiento y expendio de alimentos y bebidas, con énfasis en alimentos que requieran refrigeración.
  • Control de la fauna nociva: detección y eliminación de vectores y roedores.
  • Medidas básicas de higiene personal y de la vivienda: muy importante para los refugios temporales.
  • Disposición de los restos de los animales muertos durante un desastre.

El módulo 3 trata en profundidad el tema de mitigación. Sin embargo, hemos querido incluir aquí referencias sobre mitigación en sistemas de agua y saneamiento. Una de estas es el Estudio de caso: Vulnerabilidad de los sistemas de agua potable frente a deslizamientos, que evalúa la vulnerabilidad del sistema de abastecimiento de agua potable Tuy I, de la ciudad de Caracas, Venezuela. La otra es el Manual para la mitigación de desastres naturales en sistemas rurales de agua potable, que trae instrucciones sobre cómo realizar el análisis de vulnerabilidad y los pasos necesarios para implementar medidas de mitigación.