6.4. Diseño no-estructural

  • Share

"Se consideran como no-estructurales los elementos que
no forman parte del sistema de soporte de la edificación”

6 4 diseno noestructural

En este caso corresponden a las líneas vitales, como son las redes eléctricas, hidráulicas, sanitarias, los sistemas de calefacción, ventilación, aire acondicionado, entre otros; el mobiliario y los equipos de oficina fijos o móviles, así como los equipos médicos y de laboratorio, suministros utilizados para el diagnóstico y tratamiento, además de los elementos arquitectónicos de la edificación, entre otros». Se puede leer más sobre elementos estructurales y no estructurales en la guía para evaluadores del Indice de Seguridad Hospitalaria.

Un edificio puede quedar en pie luego de un desastre y quedar inhabilitado debido a daños no estructurales. La afectación en equipos médicos o en las líneas vitales que abastecen servicios médicos y de apoyo, así como la caída de escombros en corredores y vías de escapes, incendios y explosiones, filtraciones de las redes de agua potable y alcantarillado, ó un daño mayor sobre sistemas, componentes o equipos que contienen materiales dañinos o peligrosos pueden redundar en pérdidas de vidas humanas, obligar al desalojo de algunas zonas del establecimiento y/o en la pérdida de la capacidad de operación del establecimiento. Es importante señalar que un nivel de daño menor es suficiente para que la asepsia de los recintos se afecte, poniendo en riesgo la salud de los pacientes críticos.

Todo esto se presenta principalmente porque la mayoría de códigos de construcción no contemplan el diseño de los elementos no estructurales y porque generalmente la interacción entre los grupos de especialistas es mínima.

Los componentes no estructurales deberán contar con sistemas que garanticen el cumplimiento de los objetivos de protección establecidos en el proyecto. De acuerdo a las amenazas a las que estaría expuesto el establecimiento de salud, el diseñador tendrá que tener en cuenta la posición y distribución de los componentes no estructurales en la edificación; las características dinámicas de cada uno de ellos; la afectación de estos componentes sobre la estructura; la dotación de anclajes apropiados para evitar el volcamiento y el desprendimiento de éstos.

En el diseño de toda estructura sometida a movimientos sísmicos, debe considerarse que los elementos no estructurales, tales como elementos arquitectónicos (cielos rasos, paneles, tabiques, ventanas, puertas y cerramientos), equipos (médicos, de laboratorio, de oficina, industrial, etc.) ó servicios básicos (instalaciones eléctricas, de agua, gases medicinales, etc.) deben soportar los movimientos de la estructura. Por otra parte, debe tenerse presente que -por efecto del sismo- el movimiento en los elementos no estructurales es en general mayor que el movimiento en la base, lo cual incrementa su vulnerabilidad. De igual manera, existen medidas a contemplar para el diseño no estructural de edificaciones expuestas a inundaciones, vientos, entre otros, con indicaciones específicas para laboratorios y bancos de sangre.

Cada especialista será responsable del diseño de los sistemas de protección requeridos por los componentes de su competencia y el grupo revisor del proyecto velará por la integración y compatibilidad de los proyectos que desarrollan las distintas disciplinas y gestionará las reuniones de coordinación entre especialidades. Se sugiere revisar los documentos sobre aspectos no-estructurales en establecimientos de salud.